Las Putas de Siempre

Creo que estamos todos de acuerdo con la afirmación hay minas que no merecen el esfuerzo por entenderlas. Ojo, con esto no quiero críticas de las mujeres, ni que me tilden de misógino. Soy hombre y a lo que voy a hacer referencia me pasó con mujeres, seguramente también hay hombres iguales y peores, así que hermanas de la colectividad L, peace!

Hay mujeres que utilizan la incongruencia como arma de seducción. Para esas personas esta mundialmente aceptado el termino histerica. Una de las TANTAS características de la histérica en la esfera afectiva es la de malograr  la comunicación con  la intención de sacar algún tipo de rédito con esto. ¿De qué forma? Simple, con una reacción exaltada e ilógica sobre cualquier comentario típico, tanto positivo como negativo. Toman ese comentario positivo y reaccionan como si fuese la peor cosa que han escuchado. Aunque uno se intente explicar se convencen de lo que ellas piensan y después sin más se retiran.

¿Por qué se retiran? Otra pregunta simple, porque lo que plantean es insostenible. Antes de que uno intente una y otra vez que comprendan lo que se quiso decir y terminemos considerándolas idiotas (situación que no les resulta para nada favorable, dado que intentan seducirnos). Abandonan la conversación para dejarnos desarmados, con la sensación de estar en pelotas bajo la lluvia, replanteándonos cosas y entrando en el nudo ilógico de pensamientos que manejan tan bien. Con esto logran que uno esté pensando en ellas un tiempo considerable

Comments (1) »

Las caza-asientos

Mujeres de las 4 décadas, y 5 también. Viejas cajetudas que desayunan con vinagre, portadoras de inamovibles caras de orto. Esas son las caza-asientos, tanto si viajan en tren, subte o colectivo son capaces de mostrar una insólita y oportuna elasticidad en el instante en el que se desocupa un asiento. Culonas y toscas chocan cuanto cuerpo se encuentre en la línea imaginaria de sus caderas faloprivas y el lugar de reposo. No les importa que uno esté más cerca, es más; si uno se corrió para que la persona que estaba por levantarse pudiera salir con comodidad, mejor para ellas.

Estas mujeres a las cuales sólo he tenido el placer de ver en acción en acotadas oportunidades creen ser las propietarias de cualquier asiento por derecho divino. Y no es que uno sea un malparido y no le ceda el asiento a la viejita, son señoras de 40 a 50 sin ninguna imposibilidad visible de viajar paradas. Es por esto que el Lic. Emil Roichembaj Jéfe de Cátedra de Geronchudología en la Universidad Anglosajona de Minasschotas desarrolló la globalmente aceptada teoría del culo latente.

La teoría del culo latente afirma que estas señoras poseen unas posaderas que ansían placer. Es harto evidente que al comportarse así por un asiento, en convivencia son las descendientes directas de Anna O. Por eso al costarles tanto a estos avejentados culos adquirir un falo condescendiente proyectan sus pulsiones sexuales a lo único dispuesto a apoyarlas; un asiento. Esto explicaría por qué han desarrollado un sentido más agudo de la observación. Son capaces de determinar quién se va a levantar por el movimiento de una cartera, por el cerrar de un libro, etc. Cuando fijan su presa se acercan, jamás pidiendo permiso, hasta estar a un empujón ortal de distancia.

Leave a comment »

Un Perro Sorete

¿Qué culpa tiene el perro de tener ganas de cagar si el verdadero hijo de puta es el que no lo quiere levantar? Se preguntaban los Quilapayún dando inicio a su famosa canción “que la tortilla se vuelva” evidentemente influenciada por el sorete> torta> tortilla.

El caso del Perro Sorete, el del sorete de perro y el del dueño que silva y mira para arriba en una consagrada escena teatral de me estoy haciendo el pelotudo se unen en un punto en común. La vereda de tu casa. Ya sea que viva uno en un edificio o en una casa, le es inevitable sentir la vereda como una extensión del amor por lo propio que inunda a la colectividad capitalista desde el primer garrote. Es por eso que al ver tanta abundancia de mierda derrochando aroma y minando todas las calles de la Ciudad Carente de Buenos Aires uno se pregunta, y con derecho. ¿Si elegís tener un perro, no es lo mínimo que podés hacer levantar los soldados caídos que va esparciendo tu fábrica peluda de excrementos?

La respuesta obligada es NO, parece que a la mayoría de las personas que eligieron tener como mascota a un perro les chupa soberanamente un huevo que uno camine por la vereda pisando la cagada de sus mascotas. Es más si alguno intentó decirles algo a estas personas y salió airoso en el intento de concienciación exceto-social que me haga saber el método.

Leave a comment »

La Vecina de Palermo

La vecina de Palermo o conchudus malcojidae es un espécimen típico del barrio de Palermo. Serían como White trash de clase media-alta. En particular me gustaría hablar de una experiencia propia. Como realmente no sé el nombre de esta mujer decidí nombrarla como Hermida Del Pozo o HDP, como prefieran. Hermida vive al lado mío en el 7mo piso del edificio. Su familia formada por su marido y un bebé recién nacido viven con ella.

El caso es que Hermida de unos pasados 30 años es una mujer de un oido envidiable. Recién mudado e ignorante de las habilidades de Hermida escuchando a la noche un poco de música sentía cómo si el bombo de la batería sonara desde la pared. Algún tiempo me llevó interpretar que esa era la convención social para comunicarle a otra persona sobre el exceso acústico producido. Así es Hermida golpeaba las paredes cuando ponía música a la noche, y no sólo eso. HDP abría y cerraba las persianas, incluso un día se presentó con el afán de intimidarme. Me comunicó que era parte del Directorio del Consorcio, etc, etc.

Lo único que hizo Hermida fue sacar chapa de pelotuda, fue como si para convencerme me hubiese mostrado sus trofeos de patín. Un día sábado festejando mi cumpleaños el seguridad del edificio (con quien tengo muy buena onda) tocó mi portero eléctrico para avisarme que uno de los propietarios se había quejado con él. Sí, tal como lo piensan, esa era la manera de Hermida de decir, ¡FELÍZ CUMPLEAÑOS! Con mis amigos tomamos la decisión de entrar todos en la casa ya que en el balcón había algunos charlando y podría llegar a molestarle. Al rato me toca la puerta el seguridad y me dice que había recibido otra queja. Realmente Hermida me quería mucho. Decidimos cerrar las ventanas, bajar el volumen de la música y bajar aún más el tono.

De nuevo sentí golpes en la puerta, esta vez el que se presentaba en su patética existencia era el marido de Hermida o mariconardum dominaio. Me pidió que bajara el tono, se escudó en que tenía un bebé recién nacido y que no podía dormir. A lo que le respondí, que era mi cumpleaños, que lo festejaba UNA PUTA VEZ AL AÑO y que aparte ERA SÁBADO, asegurándome de recordarle que mañana no se trabajaba. A todo esto SU bebé también me despertaba a mí a la madrugada con sus llantos. Me dijo “¿qué querés, es una criatura, que querés que lo mate?”. Sobre esto me gustaría desviar un poco la conversación en el párrafo que viene.

Me resultó extraño que el tipo haya dicho si ya quisiera que él lo mate. ¿Si le contestaba que sí lo iba a matar? Que tipo raro, y que raro que la única resolución posible que pensó fue asesinar a su hijo, cómo si contestar “¿Qué querés que rompa la pared y haga un recubrimiento acústico?” no fuera suficiente ironía, quizá pobre dominado sólo expresaba su condición de padre accidental, como si una vida en prisión lo liberara de Hermida, o incluso como si quisiera, en tanto futuro inevitable, ser la esclava de todos en la cárcel. Todo esto me hizo reflexionar en las repercusiones de vivir con alguien con un carácter tan agradable como Hermida.

Comments (1) »

The Línea A Experience

Ninguno de nosotros está exento de tener la maravillosa oportunidad de compartir espacio y tiempo con otros pares humanos en un hora pico dentro de un vagón de subte. ¡La hora pico!, ¿qué decir de la hora pico? Poemas se han escrito, Canciones se han trovado, camisas se han chivado, colas se han apoyado y bultos tanteado. Ya en la antigüedad se decía que Alejandro Magno evitaba las horas pico a la hora de movilizar sus tropas. En octubre de 218 a. C. el cartaginés Aníbal fue el primero en tomar una ruta alternativa cruzando los Alpes para evitar esta hora funesta. Julio Cortázar escribiría siglos después La autopista del sur.

A todo esto hay que sumarle el hecho de que en esta época del año en el hemisferio sur estamos en verano. En Buenos Aires, en particular, como salidos de una novela de Gabriel García Márquez nos rodea un manto de humedad que vuelve al aire irrespirable y denso; aumenta nuestra capacidad sudorípara e histeria porteña.

Pero volviendo al tema que no es la hora pico en sí, si no que te agarre en el subte, y en verano.

La gente: sudada, pegajosa, olorosa, amontonada y rozándose.

Uno: Te cuesta respirar porque viajás apretado, por la mala ventilación del subte y porque el simple hecho de que esa misma gente que te aprieta, respira.

Hasta ahí es común a todas las líneas de subterráneos A, B, C, D, E y H; pero quisiera situarlos en la línea A.

Un poco de historia.

La línea A del subte de Buenos Aires fue abierta al público el 1 de diciembre de 1913, convirtiéndose así en la primera de toda América Latina, el hemisferio sur e Hispanoamérica. La línea sigue manteniendo sus coches antiguos La Brugeoise de origen belga y construidos durante la década de 1910. El tramo Plaza de Mayo-Plaza Miserere del subterráneo fue inaugurado el 1 de diciembre de 1913. Al día siguiente fue habilitado al público, transportando a 170.000 pasajeros que pudieron disfrutar del primer subte de Sudamérica. Buenos Aires se convertía así en la decimotercera ciudad en contar con este servicio, detrás de Londres, Atenas, Estambul, Viena, Budapest, Glasgow, París, Boston, Berlín, Nueva York, Filadelfia y Hamburgo. Cada estación tenía una longitud de 100 m y poseía frisos de un color determinado para facilitar su identificación, teniendo en cuenta el alto nivel de analfabetismo que existía en la época.

Esta línea iba desde Primera Junta a Plaza de Mayo y viceversa hasta el día 22 de Diciembre de 2008 cuando se agregaron dos estaciones al recorrido (Puán y Carabobo). A esto nadie puede objetar su gran aporte a la comunidad porteña, pero hete aquí un pequeño detalle. Ante la brillante idea de agrandar el recorrido subsiguió la genialísima idea de mantener los mismos trenes de 1910. Quizá por nostalgia tanguera todavía mantengamos esos vagones a puertas del bicentenario. Además anuncian la extensión de dos estaciones más para el 2010 (San José de Flores y San Pedrito) ¡Genial! Más recorrido, más gente viajando en una línea repleta en la que los vagones de madera se tambalean, se corta la luz dentro del vagón, tiene apertura manual de puertas y mala ventilación. Bien, pero bien ARRRRRRRRRGENTINO. En vez de esperar a mejorar los vagones para alargar el recorrido, primero lo alargamos y después vemos. Parece que en cualquier momento vamos a escuchar el galope en los túneles o vamos a tener que salir con un gorrión para darnos cuenta cuándo se acaba el oxigeno. Gracias mentes elevadas de la esfera política ciudadana, gracias, gracias y más ¡GRACIAS!

PD: Casi me olvido, un gran saludo al Minotopo y a la reconcha de sus putas madres, ¡SALÚD!

Leave a comment »

Sobre el Síndrome del Secundario Permanente (SSP)

Síndrome del Secundario Permanente

El Síndrome del Secundario permanente (SSP) es una respuesta psicológica en la que la persona víctima de un escaso coeficiente intelectual, o pelotudo perenne, desarrolla una relación de ligadura psico-emocional con el modus vivendi adquirido a través de la secundaria. En ocasiones, los afectados con dicho síndrome pueden acabar manteniendo, de por vida, los mismos chistes y actitudes infantoligofrénicas ayudando a la ascensión de gobiernos poco favorables  o evadiendo la realidad propia.

Debe su nombre a un hecho curioso sucedido en la secundaria Secondary Colesh del condado de Temperley, Argentina. En 1998 se produjo una camada de egresados revoltosos. Dichos puberlotudos tomaron el colegio exigiendo “Manises sin caroso y pelis porno en los baños del colejio” (sic.). Durante 7 días mantuvieron una estoica resistencia a base de pizzas y rondas de chistes de Larry de Clay. Al entregarse a las autoridades del colegio, las cámaras periodísticas captaron el momento en que uno de los pertrechados le tocó, a mano completa, el culo a la sexagenaria directora para el regocijo y la risotada de sus pares. Y, como si fuera poco, los padres defendieron a los delincuentes y se negaron a colaborar en el proceso legal posterior.

Desde entonces estos seres pululan por la vida cuchicheando entre risitas cosas tan filosóficas como una letra de cumbia, o el repulgue de una empanada; molestando a las personas con las típicas bromas puberlotudas.

Ejemplos prácticos:

  • Broma puberlotuda Nº1

Sacarse vello púbico y correr a alguna chica al grito de “Mirá, mirá ¡Los bigotes de tu vieja!”

  • Broma puberlotuda Nº2

Pedirle a una persona que no te cae bien lo que esté tomando con el único fin de escupirle en la botella.

  • Actitud puberlotuda Nº1

Querer figurar en cualquier lugar y a todo momento, desaprovechando incontables oportunidades para hacer silencio y dejar a la imaginación del observador una realidad evidente, la exuberante idiotez.

  • Actitud puberlotuda Nº2

Al pasar una persona que no te cae bien, reírse o hacerle un comentario al oído a quién tengamos cerca con el único fin de incordiar.

Estas y muchas otras reacciones más, definen lo que es ser un pelotudo perenne. Cabría ponerse a pensar, quizá hasta con clemencia, ya se van a chocar de trompa con un camión cisterna. Pero esas cosas no les pasan a estas personas que flotan por la vida con arrogancia, estupidez e inmadurez. Es por eso que urge alertar a la población que no se ha encontrado una cura satisfactoria al Síndrome del Secundario Permanente, si ve algún puberlotudo cerca mantenga una distancia prudente y evite el contacto, pues es altamente contagioso. Muchas gracias.

Comments (1) »

¡Un Amanecer Cítrico!

Hoy justo es luna llena así que decidí sumarme a la fiebre que sufren los profesantes del culto Teen Angel. La primera entrada de este blog es en honor a la nueva saga símil Harry-Potterense (Crepúsculo, Luna Nueva, Eclipse y Amanecer). Los lectores de estas sagas se merecen un reconocimiento. Mentes brillantes post-adolescentes que rehuyen a cuanto manual de filosofía, ensayo sociológico y tratado físico-matemático se cruce en sus manos en pos de una forma literaria más adecuada a sus cerebros; la novelonga trillada y romantichota. Este blog es para ustedes, colosales cráneos que sembramos hoy y esperamos jamás cosechar. Así que me puse a bloggear al compás de este pH 2.3 y desde el fondo de mis raices les dedico este homenaje a todos aquellos iluminados que nos rodean en el máximo esplendor de sus capacidades cognitivas. Sí pelotudos, a ustedes.

Comments (1) »